¿Por qué estudiar en una escuela bilingüe?

Conocer ¿Qué tipo de colegio es más conveniente? Es la primera consideración a la hora de decidir la escuela en la cual inscribirás a tu hijo. Entonces, entiendes que hay varias posibilidades, siendo la educación bilingüe, principalmente en inglés, la más popular. Por ello, en este blog vamos a exponer los beneficios de un colegio bilingüe:

  • Académicos

Los estudios han revelado que los alumnos de este tipo de escuelas tienen un mayor grado de análisis y concentración, lo que les beneficia en asignaturas como matemáticas y ciencias. Además, suelen rendir más en la escuela y tienen una comprensión lectora y una ortografía superiores a la media.

  • Comunicación

Al conversar, tienen más seguridad y disponen de más herramientas y habilidades para comunicar sus ideas.

  • Cultura

El primer paso es aprender un segundo idioma para desarrollar la empatía cultural y comprender las distintas costumbres, formas de vida y variedad cultural que existen en el mundo. Un segundo idioma también es útil para las personas que desean viajar o participar en programas de intercambio de estudiantes.

  • Desarrollo cognitivo

Al conversar, tienen más seguridad y disponen de más herramientas y habilidades para comunicar sus ideas.

  • Profesional y laboral

El primer paso para desarrollar la empatía cultural y comprender las distintas costumbres, formas de vida y variedad cultural que existen en el mundo es aprender un segundo idioma. Un segundo idioma también es útil para las personas que desean viajar o participar en programas de intercambio de estudiantes.

Modelo de enseñanza

Puede haber tantos modelos como colegios, como se ha dicho en la declaración anterior. Una escuela debe enseñar al menos el 30% de su plan de estudios en otra lengua para que se considere bilingüe. Algunos se concentrarán más en su ortografía, gramática y habilidades comunicativas.

Al considerar la educación infantil o primaria, debes ser conscientes de que, hasta los 8 años, los niños integran sin esfuerzo una segunda lengua. Dado que los bebés no necesitan llevar a cabo el proceso de traducción de la noción de una lengua a otra, como hacen los adultos, su cerebro se desarrolla con la capacidad de digerirla, y viven el proceso de forma totalmente natural y fácil. Así, la capacidad de pensar y comunicarse con fluidez en ambos idiomas es el rasgo principal de un individuo bilingüe.

Si tus hijos están en secundaria o bachillerato, debes comprobar si el centro tiene avales de las principales organizaciones porque son estas las que avalarán las habilidades lingüísticas y comunicativas de los alumnos en el idioma, ya que muchas empresas, universidades y otras organizaciones exigen una certificación basada en un examen.

Orquesta Sinfónica de fundación azteca

Cuando miembros de la comunidad judía preocupados por la cultura y el desarrollo de nuestros niños se pusieron en contacto con los directivos de Fundación Azteca, surgió la idea de esta orquesta sinfónica.

Para el inicio del curso 2011-12, este proyecto había recibido el apoyo de todos los pueblos, del Vaad Hachinuj y se había constituido el Patronato Kol Shalom.

Comenzaron con 120 niños y adolescentes que asisten a prácticamente todas las escuelas de la Red de Escuelas Judías, así como a niños judíos que asisten a otras instituciones. Estos niños tienen edades de entre 5 y los 18 años. El 30% de ellos tenía alguna formación musical, pero el otro 70% empezó aprendiendo las voces y los instrumentos que componen una orquesta sinfónica.

El proyecto no pretende formar músicos profesionales. A través de la enseñanza y la práctica de la música, esperamos inculcar valores humanos, sociales y éticos a los niños y jóvenes como parte de una iniciativa de integración comunitaria.

Además, cuentan con 16 profesores universitarios en plantilla. El coordinador general y el profesor de fagot, así como el director de la orquesta, el director del coro y la sinergia del exitoso programa Esperanza Azteca, son el corazón y el alma del proyecto.

Los niños y adolescentes estudian en la orquesta durante seis horas a la semana, y en la mayoría de los casos pueden llevarse su instrumento a casa y seguir practicando allí. La clave del sistema de formación musical es que les ayuda a avanzar en el dominio y el placer de la música. Después de solo 13 meses de preparación, llegan al primer concierto, y sorprendiendo al público entusiasta con una gran ovación.

La música ha desempeñado un papel importante en la historia y la cultura del pueblo judío desde los tiempos de la Biblia hasta el presente. Los judíos proceden de una gran variedad de grupos, y entre ellos reconocemos un vasto arco iris musical.

Las canciones que se cantan en las sinagogas, la música yiddish y ladina, las actuaciones en el interior del antiguo Templo de Jerusalén, la música judía de la Edad Media del Islam y del Cristianismo, la música klezmer, la música del Holocausto, la música del Israel contemporáneo y, por supuesto, los judíos en el mundo de los conciertos durante los últimos 200 años son solo algunos ejemplos de la gran variedad de expresiones musicales.